JANIS JOPLIN LA NIÑA DEL BLUES

Janis Joplin, la niña del blues

Janis-little-girl-blue

Según Janis Joplin, ella cantaba porque así podía experimentar muchos sentimientos y era divertido. Podía llegar a sentir cosas que no se sienten ni estando de fiesta todo un año, o estando con las personas que quieres. Porque puedes sentir cosas en tu imaginación que también son reales. Por eso a Janis Joplin, la niña del blues, le gustaba la música; porque viene de ahí y mientras pasa se van generando sentimientos. Saltas al ritmo de la mísica, te dejas llevar, el Rock&Roll es muy rítmico, de eso se trata; un, dos, tres, cuatro. Para mucha gente, Port Arthur era un buen pueblo donde criarse, y en 1943 Janis vino al mundo. Se unió al coro cuando era una niña, y de ahí la echaron por no seguir las indicaciones. Como la mayoría de las mujeres de la época, Janis quería ser guapa, delgada y atractiva como las modelos de las fotos que veía en las revistas. Pero ella empezó a ganar peso, se veía cada vez más fornida y de complexión gruesa. Así que empezó a cambiar y cuestionarse su propio atractivo. Ella exigía ser diferente y fue una mujer que generó mucha polémica. Ella decía que la integración era lo correcto a la vez que en su ciudad, en el sur de EEUU, existía un grupo activo del KuKluxKlan (KKK). Empezó a vestir de forma diferente. Siempre se metía en líos, provocaba peleas cada vez que iba con sus amigos a Louisiana, donde los «cajunes» tenían fama de pelear duro y ser muy violentos. Miembro del Club 27´s hondeó una bandera y abrió un hueco en la música Rock para las mujeres.

Ver Janis, la niña del blues

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *